Política

Martín Lousteau criticó el blanqueo promovido por el kirchnerismo: “Es la ley Daniel Muñoz”

Martín Lousteau en Río Gallegos
Martín Lousteau, senador nacional

El controversial proyecto del bloque de senadores del Frente de Todos para crear un Fondo Nacional para la Cancelación de la deuda con el FMI sigue generando críticas. El senador opositor Martín Lousteau aseguró que detrás de ese título rimbombante se esconde una nueva maniobra del kirchnerismo: “El nuevo impuesto es un blanqueo encubierto, es la ley Daniel Muñoz”.

“El que puede entrar acá es el que tiene una enorme porción de su patrimonio en negro, mal habido, que no lo puede usar. Por eso digo Daniel Muñoz, el secretario de Néstor Kirchner que tenía propiedades afuera de todo tipo y color”, explicó en diálogo con el periodista Jorge Lanata en radio Mitre.

El oficialismo presentó el proyecto como un nuevo tributo para quienes tienen bienes en el exterior sin declarar. Lo recaudado será utilizado para cancelar la deuda contraída por Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional. Sin embargo, cuando se analizan detenidamente los artículos de la iniciativa surgen detalles que llaman la atención de la oposición. Lousteau puntualizó, por ejemplo, que actualmente la Administración Federal de Ingresos (AFIP) y la Unidad de Información Financiera (UIF) cuentan con herramientas para lograr los mismos objetivos que podrían reportar incluso una recaudación más alta.

“Los organismos de control pueden utilizar actualmente todos los convenios de intercambio de información para encontrar bienes en el exterior. Y si te encuentran ese patrimonio no declarado te tienen que cobrar el 35 por ciento. Ahora, con el nuevo proyecto del kirchnerismo, te dicen que te van a cobrar 20% ¿Entonces para quién está hecho esto?”, se preguntó el senador.

Los detalles del proyecto lo convierten en un blanqueo con un título rimbombante, similar a otras experiencias que fracasaron en la Argentina como la de los cedines, recordó.

“Es un bluff desde el punto de vista político y técnico y solo tiene un título rimbombante; eso es lo que hacen; los kirchneristas son marketineros. Al kirchnerismo le encanta la construcción una enorme manera de blanquear, por eso siempre ponen un incentivo para la construcción”, ironizó.

Néstor Kirchner junto a su secretario Daniel Muñoz, quien falleció en 2016
Néstor Kirchner junto a su secretario Daniel Muñoz, quien falleció en 2016

Además, el senador Lousteau denunció que esta iniciativa modifica la ley de procedimiento del Tribunal Fiscal de la Nación y recordó que el decomiso es una sanción que no está prevista en la ley penal tributaria. También dijo que “hay otra figura que es otro bluff” como liberar el secreto bancario. “Vos estás buscando plata afuera no declarada, no tenés potestad desde el punto de vista legal para liberar a una entidad financiera extranjera del secreto bancario”, enfatizó.

En tal sentido, el legislador de Juntos por el Cambio ratificó que “lo que hace Cristina (Kirchner) es fuga. Lo que dice Cristina (en su libro Sinceramente) que incitó a hacer a Néstor Kirchner es fuga. Decirle que tenían que sacar no solamente la plata de Santa Cruz sino la de ellos al exterior, es fuga”.

Cabe recordar que Lousteau leyó un pasaje del libro durante la sesión en el Senado donde se trató el acuerdo con el FMI, para poner ejemplos de fuga de capitales. “Néstor, sacá la plata del banco y mandala afuera. ¿Saben como se llama eso? Pedir que alguien fugue”, resaltó el legislador.

La iniciativa

El bloque de senadores del Frente de Todos presentó un proyecto para crear un “Fondo Nacional para la Cancelación de la deuda con el FMI”, que será financiado con un nuevo “aporte especial de emergencia” a pagar por quienes tengan bienes en el exterior no declarados ante el fisco. Los alcanzados por este aporte deberán abonar, en dólares, un 20% de esos activos si lo hacen durante los primeros 6 meses de vigencia de la ley propuesta y un 35% en caso de hacerlo con posterioridad.

El proyecto dispone además que “quienes no se allanen al pago de este aporte corren el riesgo de tener una pena en prisión, tal como lo estipula la ley vigente”, según explicaron los senadores del Frente de Todos en un comunicado. “Este aporte no representará una nueva carga impositiva para la mayoría de los argentinos y argentinas, ya que sólo le corresponderá pagar a quienes tengan bienes en el exterior, estén evadiendo impuestos o lavando dinero”, agregó el texto.

La iniciativa cuenta con el apoyo del Poder Ejecutivo. En medio de los fuertes cruces entre el kirchnerismo y los sectores más allegados al Presidente Alberto Fernández, la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, señaló a través de Twitter que “El Gobierno Nacional valora la iniciativa del Bloque de Senadores del @FrenteDeTodos que impulsa la creación de un aporte especial de emergencia para quienes tengan bienes en el exterior no declarados”.

El proyecto dispone que el impuesto alcanzará a quienes hayan cambiado su residencia fiscal a otro país “cuando el verdadero centro vital de intereses continúe siendo la República Argentina”.

Incluye la figura del “colaborador”, que se aplicará a quienes faciliten el hallazgo de bienes no declarados. “Podrán colaborar tanto las personas físicas como los bancos, que serán liberados de cualquier acuerdo de confidencialidad con el evasor. Los que ayuden a este fin serán premiados con hasta el 30% de lo que se obtenga por la información aportada”, explicaron los senadores del oficialismo.

Para implementar la figura del “colaborador” se presentará otro proyecto de ley destinado a modificar las excepciones al secreto bancario, bursátil y fiscal. “Las principales naciones del mundo crearon legislación en este sentido desde principios de este siglo para tener un mayor y mejor control de las operaciones comerciales o financieras”, señalaron los impulsores del proyecto. Se propone también que el fiscal no tenga que esperar la autorización de un juez para acceder a esta información y, de esa forma, acelerar los procesos investigativos.

El proyecto traza una estimación de qué cantidad de fondos podrían ser alcanzados: “Al 31 de diciembre de 2021, según las estadísticas oficiales, hay USD 417.507 millones de argentinos en el exterior y/o fuera del sistema financiero institucionalizado de nuestro país. De ellos, se encuentran declarados ante la AFIP sólo USD 69.000 millones, según se desprende del impuesto sobre los Bienes Personales de 2020″.

“Quienes se beneficiaron con los recursos del FMI, fugaron divisas de la Argentina y no las declararon -acto profundamente lesivo para los contribuyentes de nuestra nación- son los que deben hacer el mayor esfuerzo contributivo y a quienes en definitiva apunta este proyecto de ley para amortizar la deuda con el FMI. Es un acto de estricta justicia distributiva, tributaria e histórica,” agrega el proyecto.

El bloque de senadores oficialistas subrayó que los USD 44.500 millones que recibió la Argentina en 2018 a través del acuerdo con el FMI, ahora renegociado, “en gran parte tuvieron como destino el financiamiento de la salida de divisas de nuestro país, en un claro proceso de fuga de capitales”.

Los legisladores añadieron que “menos de la tercera parte” de los dólares en el exterior de residente argentinos están declarados ante la AFIP y que “así lo demuestran los Panamá, Paradise y Pandora Papers entre otros informes de organismos públicos y privados”.

Seguir leyendo:

Polémica: el nuevo proyecto K habilita al jefe de Gabinete y a una comisión del Congreso a acceder a información fiscal secreta

10 claves para entender por qué el nuevo impuesto que impulsa el Gobierno no tiene precedentes

Dura crítica de los expertos al nuevo blanqueo: afirman que es inoportuno, generará una caza de brujas, inseguridad jurídica y poca recaudación

Cristina Kirchner recibió al embajador de Estados Unidos, Marc R. Stanley, y le pidió “colaboración” para el nuevo impuesto que impulsa el oficialismo

Fuerte rechazo opositor al nuevo impuesto que impulsa el oficialismo para cancelar la deuda con el FMI

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba