Deportes

Los detalles de la visita de Maravilla Martínez a una cárcel de menores: su tensa charla con un joven acusado de doble asesinato

Entre sus retiros y regresos a los cuadriláteros, Sergio Maravilla Martínez forjó una faceta con charlas motivacionales contando sus experiencias de vida y profesionales. El boxeador que volvió a subirse a un ring este año repasó lo que fue una entrevista con un recluso menor de edad en un viaje a la Patagonia.

“Era un muchacho de unos 17 años en una cárcel para menores de la Patagonia. Era muy difícil poder hablar con él, con los otros reclusos. Fue una charla muy tensa, muy complicada, muy áspera, pero en la que lo senté delante mío y hablamos de frente. Nos dijimos todo lo que pensábamos”, comenzó el relato Maravilla sobre una anécdota que realmente lo marcó a fuego.

Según precisó, el chico estaba ahí por doble asesinato: había matado una persona cuando tenía 13 años y a otra cuando tenía 15: “Estaba adentro y tenía unos cuantos años fácil. Después de hablar conmigo, después de hablarle yo y decirle lo que a mí me había pasado en la vida y contarle ciertas experiencias que tuve y algunas que he visto pasar, me despedí. El chico se quedó callado”.

El pugilista reveló, en diálogo con el economista Leo Piccioli, el final inesperado tras el contacto con el recluso: “Yo pensé que iba a tener conflictos, que iba a tener más problemas. Tres años después me escribió diciéndome que había dejado el alcohol y las drogas, que estaba por salir de la cárcel, entrenaba en un gimnasio de boxeo, tenía un hijo y era campeón amateur en su provincia. Fue fantástico”.

En aquel viaje a Río Gallegos Maravilla también tuvo un conmovedor encuentro con una abuela que se acercó caminando con un bastón para agradecerle: “Por una entrevista tuya, escuchar una charla y leer tu libre, me levanté de la silla de ruedas”.

Motivador nato, el boxeador comentó que actualmente su peso oscila en los 85 kilos pero que cuando tiene que subirse al ring baja unos 12 kilos. “Entreno siempre con muchas ganas, me lo propongo. Mi zanahoria en lo boxístico y la vida es inalcanzable, siempre está ahí para poder seguir. Me dio resultado cuando comencé a boxear hasta que dejé y esta última etapa estoy desarrollando una conciencia diferente que está siendo mucho más bonita”, reflexionó.

Y compartió una última frase: “Fracasar sería dejar, pensar en no seguir más en el boxeo por no tener la capacidad. Sí que la tengo, a pesar de haber perdido”.

SEGUIR LEYENDO:

“Maravilla” Martínez, íntimo: del bullying y el día que terminó en un calabozo por “ilegal” a las razones por las que sigue peleando a los 46 años

A los 46 años, Sergio Maravilla Martínez venció al inglés Macaulay McGowan

Fue pirata del asfalto, estuvo preso, se convirtió en campeón de kickboxing, actuó en El Marginal y Maravilla Martínez lo interpretará en una película

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba