Política

Lorenzetti pidió una mayor capacidad creadora dentro del Poder Judicial para defender el medioambiente

Ricardo Lorenzetti - Ministro de la Corte Suprema de Justicia de Nación Argentina
Lorenzetti pidió una mayor capacidad creadora dentro del Poder Judicial para defender el medioambiente

Ricardo Lorenzetti, ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, participó este último miércoles del Simposio sobre Jueces y Medioambiente que se denominó “El impacto de la Declaración de Estocolmo en la configuración del derecho y la jurisprudencia ambientales globales, organizado en el marco del 50° aniversario de la primera conferencia de la Organización de las Naciones Unidas sobre la temática climática. “Estamos acostumbrados a decidir sobre el pasado, no sobre el futuro. Necesitamos mayor capacidad creadora dentro del Poder Judicial”, reflexionó el magistrado en su intervención.

Lorenzetti inició su disertación reconociendo el impacto que tuvo la Declaración de Estocolmo en la configuración del derecho ambiental global en los últimos 50 años. Uno de los elementos más importantes en este sentido fue la evolución de los derechos individuales y la salud hacia un enfoque más sistémico, basado en la concepción del medio ambiente como bien colectivo según señaló. “Estamos presenciando un gran cambio”, enfatizó el juez en ese sentido. “Por ejemplo, la Corte Suprema argentina estableció que el medio ambiente es un bien colectivo, pertenece a la comunidad, su uso es común y es indivisible. Esto, creo, es el cambio fundamental que aportó la cultura de los derechos humanos”, explicó.

Además, Lorenzetti sostuvo que en relación al medioambiente el campo de las acciones requiere tener en cuenta una “secuencia imperativa” de prevención, restitución y finalmente de indemnización. “Los principios de precaución se aplican primero, porque el medio ambiente es muy frágil. Por ello la solución no debe limitarse a resolver el pasado, sino, y fundamentalmente, a promover una solución enfocada a la sostenibilidad futura”, dijo.

Según el ex presidente del Máximo Tribunal, esto repercute también en el ámbito de las decisiones judiciales. “Estamos acostumbrados a decidir sobre el pasado, pero no sobre el futuro. Necesitamos mayor capacidad creadora en relación a este tema dentro del Poder Judicial”, advirtió en ese sentido.

Vale recordar que el evento se llevó a cabo en Estocolmo, Suecia, y reunió a jueces de Cortes Supremas y jueces superiores de todo el mundo, miembros de organismos internacionales, universidades y otros actores claves en la implementación del Estado de Derecho Ambiental. La conferencia híbrida se dio en conjunto con la Conferencia “Estocolmo+50″ de las Naciones Unidas, en el marco del 50º aniversario de la primera Conferencia de la ONU sobre el medio ambiente, en la mesa de debate titulada “Los principios del Derecho Ambiental emergentes desde la Declaración de Estocolmo”.

En cuanto al abordaje de los conflictos en relación al medioambiente, Lorenzetti postuló: “Necesitamos cambiar el enfoque tradicional basado en la bilateralidad. Como estableció nuestra Corte, los casos ambientales exigen una consideración respecto de los intereses que supere el conflicto bilateral, para así tener una perspectiva policéntrica, ya que los derechos afectados son varios”.

Uno de los ejemplos que puso el magistrado para explicar este cambio de perspectiva fue en relación al derecho al agua. “Nuestro Supremo Tribunal reconoció un derecho individual al agua potable cuando el agua potable afecta directamente la vida y la salud de las personas, pero también reconoció la protección del agua como un bien colectivo. La Corte adoptó un enfoque ecocéntrico o sistémico para mantener la función de la naturaleza como sistema y su capacidad de regeneración y resiliencia. Esto significa cambiar el modelo antropocéntrico, que ha sido puramente de propiedad, ya que considera la utilidad privada que la persona puede obtener de ella, o en vista de la utilidad pública identificada por el Estado”, analizó.

Hacia al final de la charla, Lorenzetti volvió a poner el eje en el rol del Poder Judicial. “Tenemos una ley desde la Declaración de Estocolmo, tenemos un montón de leyes, creo, sin alma. Muy a menudo, el derecho ambiental se dirige a la conciencia, pero no al comportamiento. Este tipo de normas resultan declarativas y pre-exponen el conflicto, pero no lo resuelven. Entonces, esto conlleva a que se vislumbre el rol preponderante del Poder Judicial”, comentó.

Ricardo Lorenzetti encuentro Rosario
Ricardo Lorenzetti, integrante de la Corte Suprema de Justicia

Asimismo el juez planteó que uno de los problemas que surgen en este tema se vincula a que los tribunales dictan sentencia y suelen ordenar su ejecución a otra rama del poder y al gobierno. “La decisión en este caso debe respetar la discrecionalidad que suele gozar la administración, la definición de los medios más adecuados para lograr el resultado”, comentó.

A modo de ejemplo, Lorenzetti sostuvo que la Corte Suprema nacional ordenó diseñar un plan para limpiar la cuenca del río —en referencia al caso de la contaminación del río Matanza–Riachuelo—: “Como muchas Cortes en todo el mundo. La decisión de la Corte implica un ordenamiento de lo que se debe hacer, sin avanzar en cómo hacerlo”. En consecuencia, el juez explicó: “Los tribunales pueden asumir la función de controlar el cumplimiento por sí mismos o por la imputación a otro tribunal. Este es otro gran cambio, porque estamos viendo en todo el mundo que el papel más importante hoy en día es la implementación de la ley ambiental”.

Por último, y en relación a las decisiones judiciales sobre el medioambiente, Lorenzetti advirtió: “El primer problema es pensar en las perspectivas que adoptan las sentencias, y si estas son visionarias. La prevención y restauración funcionan en miras hacia el futuro, estableciendo procesos para restaurar el bien ambiental o los daños, lo que requiere información precisa sobre las consecuencias futuras”. Por lo tanto, agregó, las sentencias también deben “ser flexibles”, ya que “una decisión rígida perderá su eficacia cuando cambien las circunstancias, lo que suele ocurrir en casos dentro del ámbito medioambiental”. En síntesis, concluyó el magistrado, “necesitamos sentencias con miras hacia el futuro y también flexibilidad”.

La reunión internacional “Estocolmo+50: un planeta sano para la prosperidad de todos —nuestra responsabilidad, nuestra oportunidad”, se llevó a cabo durante los días 31 de mayo, y 1 y 2 de junio de 2022 en Suecia, tal como se acordó en una resolución de la Asamblea General de la ONU. En este marco, los días 31 de mayo y el 1 de junio se realizó el Simposio sobre Jueces y Medio Ambiente bajo el título: “El impacto de la Declaración de Estocolmo en la configuración del derecho y la jurisprudencia ambientales globales”, que además de contar con la participación de Lorenzetti, formaron parte el Dr. Antonio Benjamin, ministro del Superior Tribunal de Justicia de Brasil; y David Boyd, representante en Derecho Humanos y Ambiente de Naciones Unidas y Profesor de la Universidad de British Columbia.

El Simposio convocó además a exponer y debatir sobre justicia y medioambiente a jueces y juezas de distintas partes del mundo como Suecia, Brasil, Noruega, Nepal, Costa Rica, Barbados, Australia, Francia, Pakistán, Hawai, China, Kazakhstan; México, Francia, Tailandia, Armenia, Kenya, Papúa Nueva Guinea, Nueva Zelanda; académicos de las universidades de Louisiana, Hawai, Pace, Columbia, Estocolmo, Oslo, British Columbia, Buenos Aires y representantes de Naciones Unidas, Organizaciones y grupos de interés de todos los sectores. Fruto de las discusiones en estas jornadas, se prevé el desarrollo de una serie de sugerencias de planificación para el Instituto Judicial Mundial del Ambiente, desarrollado por y para jueces, con el fin de mejorar el Estado de Derecho Ambiental.

SEGUIR LEYENDO

Alicia Kirchner le respondió a Rosenkrantz: “Hay declaraciones que asustan”

Rodríguez Larreta habló ante empresarios: “Nunca vamos a acordar con el kirchnerismo o los extremos populistas”

Alberto Fernández y Cristina Kirchner se volverían a mostrar juntos tras más de 90 días

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba