Deportes

“¡Ya está, ya está!”: se filtró un video de una pelea de la Hiena Barrios en el penal de Campana

Rodrigo Barrios, “La Hiena” como es popularmente conocido, se encuentra detenido en el penal de Campana por haber atacado a su ex pareja, María Soledad Muñóz. En las últimas horas, se filtró un video en el que se lo ve al ex boxeador de 45 años peleando en la cárcel con otro detenido.

Con guantes de boxeo y en un patio imprevisado como si fuera un ring, el oriundo de Tigre se toma a golpes de puño con un hombre, mientras otros pesos filman y arengan. En las imágenes, publicadas por el sitio Boxeo Mundial, se lo ve al ex campeón superpluma de la Unión Mundial de Boxeo (WBU) y de la OMB lanzar varios golpes, hasta que al final dan por terminada la contienda.

El mes pasado, La Hiena fue trasladado a la Cárcel de Campana, donde actualmente cumple la prisión preventiva, tras haber permanecido dos meses detenido en la Comisaría 1 de Tigre. Lejos del boxeo profesional, antes de ser detenido Barrios brindaba clases en su casa de boxeo, también brindaba clases particulares y por zoom.

(NA)
(NA)

Fue en marzo de este año, la Justicia de San Isidro dictó la prisión preventiva para Rodrigo Barrios, en el marco de una causa por violencia de género en la que una mujer lo acusó de haberla golpeado y amenazado con un arma cuando lo visitó en su casa de la localidad bonaerense de Rincón de Milberg. En un fallo de 25 páginas, al que tuvo acceso Télam, el juez de Garantías 5 de San Isidro, Diego Martínez, le imputó a “La Hiena” el delito de “lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género y amenazas agravadas por el uso de armas, en concurso real”.

Además, el magistrado argumentó la prisión preventiva de Barrios al presumir “un riesgo de fuga” y un “entorpecimiento probatorio” del acusado, el cual está basado en “la pena en expectativa y las circunstancias del hecho imputado, los cuales resultan claros indicadores de que el imputado no se someterá a proceso”. Por otro lado, el juez no hizo lugar al pedido de la defensa de una medida alternativa a la prisión preventiva, a la vez que ordenó al fiscal Pablo Menteguiaga, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Tigre, la contemplación de brindarle mayor protección policial a la víctima.

El hecho en cuestión ocurrió en la madrugada del 4 de febrero, cuando un móvil del Centro de Operaciones Tigre (COT) arribó al domicilio de Barrios, ubicado en la calle Galileo Galilei al 1000 de Rincón de Milberg, luego de dos llamados recibidos en la línea de emergencias 911 que alertaban sobre un hecho de violencia de género. El primer llamado fue del hijo de la víctima, un adolescente de 13 años que alertó que a su mamá le estaba pegando y que el agresor tenía un arma de fuego, y el otro lo hizo una vecina que bajó del colectivo y que, al pasar por la casa, llamó al 911 para avisar que dentro de la vivienda de Barrios se escuchaba a una mujer que pedía auxilio y gritaba “¡me vas a matar!”.

Ante la denuncia de la mujer, que afirmaba haber sido agredida y amenazada, Barrios fue aprehendido en un procedimiento donde se secuestraron en su vivienda dos plantas de marihuana pero no el arma mencionada por la denunciante. De acuerdo con lo que luego contó la víctima a los profesionales que la asistieron, había conocido a Barrios el 28 de enero a través de la aplicación Badoo y pasó un par de días en su casa, donde el exboxeador había tomado Fernet y fumado marihuana “todo el día”, según los dichos de la denunciante, quien agregó que el acusado “fumaba faso, uno atrás del otro” y que recién se pudo levantar el jueves por la tarde.

La denunciante señaló que el problema ocurrió por la noche de ese día, luego de la cena, cuando ella le preguntó por las plantas de marihuana y, al comentarle que le parecía raro que las tuviera sólo para consumo personal, Barrios “flasheó” y creyó que ella lo quería denunciar. Según la mujer, Barrios la agredió, la sujetó, la tiró contra una pared y hasta la amenazó con un arma de fuego que luego escondió, todo delante de su hijo de 13 años al que había invitado para conocer, porque dijo que quería entrenarlo en boxeo.

En su indagatoria, Barrios negó los hechos y dijo que la situación había sido al revés, que en realidad la mujer lo había agredido y lo había amenazado con denunciarlo por tener plantas de marihuana.

En 2014, el ex boxeador fue condenado a 3 años y 7 meses de prisión por el homicidio culposo de la joven embarazada Yamila González, cuya muerte provocó al chocar con su camioneta otro auto que atropelló a la víctima, en un hecho ocurrido en enero de 2010 en la ciudad bonaerense de Mar del Plata. Voceros judiciales indicaron que, como el tribunal de Mar de Plata que lo condenó informó a la fiscalía de Tigre que esa pena recién se agotó en 2018, al no haber pasado aún cinco años, de ser condenado por este nuevo hecho, Barrios podría ser declarado reincidente.

SEGUIR LEYENDO:

Revelaron los trucos de Piqué para serle infiel a Shakira sin ser descubierto: puertas laterales, salones exclusivos, taxis y reuniones “sin teléfonos”

Boca Juniors se bajó de la negociación por Rodrigo Aliendro y apunta a otro futbolista

El presidente del PSG confirmó el nombre del entrenador que busca para suceder a Mauricio Pochettino

River Plate acelera para cerrar tres delanteros y al futbolista más deseado de la Argentina

Conmoción en la NBA: murió un ex jugador de 25 años que había engordado 65 kilos en 36 meses

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba